Querido mortal, sígueme...

20 de enero de 2012

Una Alicia perdida en su país de las maravillas



No me llamo Alicia, ni tengo un País de las Maravillas, no llevo un vestido azul y blanco, ni el pelo de color oro, no vivo en el siglo diecinueve, tampoco persigo al conejo que lleva un reloj consigo, porque siempre llega tarde. No persigo a ese conejo, porque yo me hago de esperar, aún más que el, pero si soy perseguida por gente que a mi juicio, son malvados, como las cartas que persiguen a Alicia, sin motivo alguno.Yo siempre encuentro un camino y un sentido, al igual que ella, soy alegre y única, vivo en el País que desee acogerme.

Lloro en los hombros de quien me entiende, 
beso al hombre que me lo permita y me rió de la vida, 
todas las veces que pueda y sobretodo 
pertenezco a las personas que me merecen.

Por eso, he decidido quedarme un tiempo, en este País de las Maravillas,
porque aquí están todas las cosas que necesito. 
                                                          Sandra

2 comentarios:

¡¡ Deja tu comentario, no te quedes callado o el mundo quedara sumido en el silencio !!

AVISO: Si solo vienes a dejar tu blog y a patrocinarte, olvídalo, porque borrare tu comentario, mi blog es para leer y disfrutar de el, sin copiar, ni robar textos, si no estas dispuest@ a respetar las normas de mi blog, te invito a marcharte.

Gracias a mis seguidores por leerme y apoyarme :)